Inicio | Familia | Deporte | MQV | Su Ministerio | Se abrieron los cielos | Enseñanzas | Condolencias

UN TESTIMONIO DE VIDA FAMILIAR

A Julio el Señor lo bendijo en abundancia. Le dio el privilegio de nacer en el hogar de don Manuel García Saleta y doña Elsa Serra; de ser gemelo de Augusto y de contar con 8 hermanos más, sobrinos y sobrinos-nietos. El de unirse a su esposa Audrey Moore y el de tener 4 hijos y un nieto.

Julio y Augusto

Julio y Augusto

Julio García Serra amaba profundamente a su familia y la tenía siempre presente. Hablaba de ella frecuentemente, con amor y respeto. La educación, los valores que le inculcaron sus padres y el amor por la Nación, los vivía y los enseñaba a menudo, porque soñaba con una sociedad más diáfana e íntegra.

El lema familiar de los García Serra es “Una familia unida para siempre”. Julio como miembro, predicaba con su ejemplo. Su corazón alegre debía ser tan grande como él. Tenía la capacidad de sentir el dolor ajeno y de estar ahí para acompañar y animar a quien lo necesitara.

Los García Serra y los García Moore son un testimonio de vida familiar por donde quiera que van, hasta en los detalles más pequeños.